El falso mito de las Tiendas Virtuales

//El falso mito de las Tiendas Virtuales

El falso mito de las Tiendas Virtuales

En estos tiempos que corren se está creando un concepto que es bastante peligroso en relación a las tiendas virtuales, por un lado tenemos una lista de parados que aumenta sin parar y no hay perspectiva de que vaya a hacerlo, y por otro, las empresas no contratan personal debido a la incertidumbre del mercado y aguantan con lo que tienen. ¿Qué salida hay para poder ganarse la vida? Pues cada vez hay más personas que optan por montarse su propio negocio, aunque es un riesgo no hay mucho más donde rascar. Y de todas esas personas, un gran porcentaje tiene la brillante idea de montar una tienda virtual, y no es un sarcasmo, ya que los números demuestran que cada vez se vende más on line.

Entonces ¿cuál es el error? , las tiendas virtuales no son gratis.

El primer error es la falta de información y asesoramiento, mucha gente no perdería más tiempo del necesario, si alguien le explicase antes lo que hace falta para que una tienda virtual funcione.
Como en cualquier negocio hay gastos, pero el hecho de poder encontrar plataformas gratuitas para la venta online hacen que obviemos ese punto.  Así que a empezar con la tienda.

Ya hemos hablado de la importancia del diseño, pero habiendo plantillas gratuitas que están bastante bien ¿para qué nos vamos a gastar dinero? por lo que ya tenemos prácticamente todo lo que necesitamos y con presupuesto “0”. Ahora solo faltan los productos y a vender.
Contactamos con los posibles proveedores y nos quedamos con los que no nos exigen tener un stock y nos permiten hacer los envíos de nuestros pedidos directamente a casa del cliente. Parece que nuestro plan de momento funciona a la perfección, tienda con diseño y productos en marcha y seguimos sin gastar ni un solo euro. A vender!!
Queremos dejar claro hasta este punto que no pretendemos reírnos de nadie ni faltar el respeto, ni a las personas que quieren emprender ni a las empresas y desarrolladores de plataformas y servicios open source, todo lo contrario, nuestra intención es ayudar a entender la necesidad de hacer un buen planteamiento para montar una tienda virtual.
Una vez puesta en marcha la tienda virtual, nos hacemos nuestra página en Facebook, nuestro perfil de Twitter, un canal de Youtube y como no, se lo decimos a todos nuestros familiares y amigos.
Y aquí se acaba la felicidad.

Si lo hemos hecho todo bien, probablemente consigamos tener 500 visitas mensuales en los primeros meses, de las cuales siempre hay un porcentaje de rebote, otro porcentaje que curiosearán, a otros no les parecerá atractiva, y por supuesto que hay un porcentaje que comprará, estos porcentajes existen en todas las tiendas, y se pueden modificar para mejorar.

El porcentaje de compra suele ser siempre el más bajo de todos ellos, y suele estar entre el 1% y el 5% en el mejor de los casos.
Si el porcentaje es tan bajo, es evidente cuál es la variable que necesitamos aumentar, las visitas. Y aquí ya no tenemos más remedio que gastar dinero. ¿Cuánto y dónde? pues es un tema que requiere su propio post, pero todo depende del tipo de producto, sector e impacto que queramos causar.
Puedes ver los post de ayuda para promocionar tu tienda: “Consejos para aumentar las visitas a tu tienda virtual (I)” y “Consejos para aumentar las visitas a tu tienda virtual (II)”

Una vez llegados a este punto, en el que queda claro que lo imprescindible de una tienda es tener visitas, vamos a retroceder por los pasos gratuitos que hemos seguido y ver la influencia de cada uno en las visitas.

Habíamos creado nuestros perfiles en las redes sociales porque hay que estar, pero es fundamental tener una estrategia preparada. ¿De qué vamos a hablar? ¿A quién nos vamos a dirigir? y más puntos que vemos en el post, “Ya tenemos FanPage en Facebook, ¿Y ahora qué?”
Si tenemos asesoramiento profesional tendremos más posibilidades de éxito.

Nos habíamos quedado con los proveedores que no nos exigen tener un stock, pero normalmente el proceso de envío se puede demorar unos dos o tres días como mínimo por lo que vamos a perder competitividad, ya que el cliente que compra on line quiere su compra ya!

Nuestro diseño de plantilla gratuita no está mal, pero nos limitimamos en funcionalidades y perdemos entidad por no poder personalizar nuestra tienda.
Si tenemos un diseño exclusivo y adaptado a nuestras necesidades vamos a dar una imagen más profesional y vamos a generar más confianza a nuestros clientes.
Y respecto a las plataformas gratuitas, dejan de ser gratuitas cuando no tenemos la capacidad ni los conocimientos necesarios para una correcta configuración, adaptación de diseño, y puesta en marcha.

Por lo tanto, vemos que es prácticamente imposible que podamos ganar dinero con una tienda on line gratis, y sobre todo que es necesario asesoramiento profesional y eso, tampoco es gratis.

Quiero una Tienda Virtual

Tienda Virtual PrestaShop desde 300 €

Tu tienda on line plenamente operativa en un tiempo record. Empieza a vender en internet ya
Quiero una Tienda Virtual
2016-11-22T17:13:25+00:00